Retinopatía Diabética

Volver

La retinopatía diabética es una complicación de la diabetes y una de las causas principales de la ceguera. Cerca del 25% de diabéticos presentan la enfermedad de cierta forma. Ocurre cuando la diabetes daña a los pequeños vasos sanguíneos de la retina. Al inicio no suele dar síntomas, pero con el tiempo la retinopatía diabética progresa y puede causar pérdida de la visión. Generalmente la retinopatía diabética afecta ambos ojos.


 



 

¿POR QUÉ SE PRODUCE?
 

Al tener niveles altos de azúcar (glucosa) en sangre, se produce daño del endotelio (parte importante de la pared de los vasos sanguíneos) que afecta la totalidad del sistema circulatorio del cuerpo, incluyendo los vasos sanguíneos de la retina en el ojo.

 

¿CUÁLES SON LAS CAUSAS?
 

A medida que la diabetes se va desarrollando, los niveles de azúcar en sangre van lesionando los vasos sanguíneos, los nervios y otras estructuras. Ciertas sustancias derivadas del azúcar se acumulan en las paredes de los pequeños vasos sanguíneos,  provocando su engrosamiento y posible rotura al aumentar el grosor de los vasos. Estos cada vez pueden aportar menos sangre y producir las complicaciones de la enfermedad.




SÍNTOMAS

Al inicio la retinopatía diabetica no suele dar síntomas. Sin embargo conforme va progresando la enfermedad puede presentar:

 

  • Manchas, puntos o “moscas” volantes
  • Visión borrosa
  • Visión que cambia periódicamente de borrosa a clara
  • Áreas oscuras en el campo de visión
  • Mala visión nocturna
  • Colores que aparecen descoloridos o diferentes
  • Pérdida de la visión

 

DIAGNÓSTICO

Se realiza mediante una angiografía de fluoresceína para conocer con detalle el estado de los vasos sanguíneos de la retina. La prueba consiste  en aplicar en el brazo, vía intravenosa,  un tinte llamado fluoresceína, el cual a través de la sangre llega al ojo para poder visualizar y fotografiar la irrigación de la retina.

 

TRATAMIENTO

Es fundamental el control de la diabetes y la hipertensión arterial. La utilización de insulina puede retrasar  la aparición de retinopatía en insulino dependientes.

Para reducir o eliminar la retinopatía proliferativa se utiliza:

  • Fotocoagulación con Láser
  • Inyecciones intravítreas
  • Cirugía de vitrectomía