Miopía, Hipermetropía y Astigmatismo

Volver

Los defectos refractivos son alteraciones que por lo general producen visión borrosa que mejora al utilizar anteojos o lentes de contacto.

El ojo humano funciona de una manera muy semejante a como lo hace una cámara fotográfica, para ver con claridad necesita enfocar sobre la retina los objetos que observamos. Esto se logra gracias al poder convergente de la córnea y el cristalino. Cuando no se enfoca adecuadamente la imagen sobre la retina, se produce lo que llamamos un defecto refractivo.


Existen tres tipos principales de defectos refractivos:

 

LA MIOPÍA: el síntoma fundamental es la visión borrosa para los objetos lejanos (aproximadamente más de 6 metros). La miopía es una alteración que se da en aquellas personas que tienen globos oculares de gran diámetro, o córneas de excesiva curvatura.


La causa de la miopía no se conoce con exactitud, aunque los factores genéticos son una de las causas principales. Normalmente la miopía se manifiesta en la infancia, suele progresar durante el crecimiento y tiende a estabilizarse hacia los 20 años.


SÍNTOMAS:

  • Visión borrosa de los objetos distantes
  • Dolor de cabeza
  • Tensión ocular
     

 

TRATAMIENTO

  • La miopía se corrige con el uso de gafas, dependiendo cada caso y problema de refracción.  Existe la opción de realizar la cirugía refractiva de córnea. La operación consiste en modificar la curvatura de la córnea utilizando la técnica de LÁSER EXCIMER.


 

LA  HIPERMETROPÍA:  su característica principal es la visión borrosa para los objetos cercanos (aproximadamente menos de 6 metros). Se manifiesta en personas con globos oculares de pequeño diámetro.

La hipermetropía aparece durante la infancia pero a diferencia de la miopía no progresa durante el crecimiento. También está determinada genéticamente y suele producir dolores de cabeza, principalmente al final del día, debido al esfuerzo constante para acomodar la visión.

 


SÍNTOMAS:

  • Es muy frecuente en los niños ya que a esas edades el ojo es más corto de lo normal. Los adultos con hipermetropía alta presentarán visión borrosa, principalmente de objetos cercanos.
     

TRATAMIENTO:

  • El examen temprano es imprescindible para que la hipermetropía no se agrave. Se han diseñado formas de corrección como anteojos, lentes de contacto o cirugía refractiva.


 

EL ASTIGMATISMO:  el principal síntoma del astigmatismo es visión borrosa de imágenes verticales, horizontales o diagonales. Consiste en una alteración visual causada por una curvatura irregular de la córnea, llegando la imagen desenfocada a la retina.
El astigmatismo puede aparecer desde el nacimiento, o desarrollarse a lo largo de la vida de la persona afectada.

 


SÍNTOMAS:

  • Percepción de imágenes distorsionadas. Puede causar dolores de cabeza o molestias oculares.
     

TRATAMIENTO:

  • La mayoría de los pacientes necesitan gafas o lentes de contacto para corregir la visión defectuosa.